Mineral de Pozos: la magia del tiempo

Hoy hablaremos de un lugar que se dice, quedó atrapado en el tiempo. Un lugar maravilloso que es motivo de inspiración para muchos artistas como pintores, fotógrafos e incluso cineastas.

Mineral de Pozos se localiza al Noreste del estado de Guanajuato a tan sólo 45 minutos de Querétaro, es parte del municipio de San Luis de la Paz. Un sitio conocido por pocos, que maravilla a muchos. Les compartiré un poco de su historia…

Hacia el año de 1576 se construyó la primera fundación en la zona Noreste del estado, llevada a cabo por los jesuitas; de esta manera nace el Palmar de Vega que después se llamaría Mineral de Pozos.
El VIII Virrey Don Luis de Velazco (hijo), Marquéz de Salinas, comisionó al misionero de la orden de Jesús, Gonzalo de Tapia, para que incursionara en este territorio donde se encontraban culturas como chichimecas y otomíes.

Al descubrirse yacimientos de Oro, plata, mercurio, cobre y otros metales, comenzaron los asentamientos humanos cerca de pequeños manantiales en una hondonada, constituyéndose en el pueblo actual y comenzando el desarrollo minero de esta zona.

Actualmente la extracción de los metales se encuentra detenida. El abandono y la destrucción de su infraestructura, aunada a su escasa población, le dan un aire de pueblo fantasma. Es por eso que se dice que quedó atrapado en el tiempo.

Pero no tardaron mucho en darse cuenta lo increíble que es su arquitectura y las costumbres y tradiciones que aún se recuerdan. Es por eso que el 16 de febrero del 2012 fue declarado “Pueblo Mágico”.

Pero si te preguntas ¿Qué podemos hacer en un pueblo “fantasma”? Acompáñeme…

Mineral de Pozos está rodeado de grandes maravillas, enigmáticos paisajes, cálidas personas y mucha historia.

La primera parada obligatoria es conocer la parroquia de San Pedro Apóstol, misma que conserva aún su pulpito original y las paredes cubiertas con mosaicos. Es muy conocida también porque no solo se venera a San pedro sino al Señor de los Trabajos, mismo que es el patrono de los mineros.

Después de contemplar esta gran pieza de arquitectura es necesario tomar un descanso en una de las bancas del Jardín Juárez, mismo que te recordará aquellas historias que contaban los abuelos donde siempre había un quiosco. Pero estando allí no dejes de buscar a los vendedores de colonche, una bebida a base de tuna fermentada que te encantará.

Pero espera, esto no termina aquí, estando ahí también debes visitar la cantina de pozos, lugar que te transportará al pasado de este gran pueblo.

Una de las grandes maravillas naturales que tiene Mineral de Pozos es su magia que casi todas las noches invade los cielos, pues se presenta una lluvia de estrellas que podrás ver mejor cerca de la Escuela Modelo, camino a las minas.

Pero ir a Mineral de Pozos y no visitar una mina es signo que no fuiste. Una de las más grandes que existen a los alrededores es la mina los Cinco Señores, misma que logro funcionar hasta los años cuarenta y podrás ver otras más como San Baldomero o La Nona, además de la iglesia de la Santa Cruz.

La música está en el aire de Mineral, pues aún se siguen fabricando instrumentos prehispánicos como el huéhuetl, que es una especia de tambor; además de encontrar palos de lluvia, marimbas de piedra o flautas de barro.

Como te mencione al principio es un lugar que inspira el arte, es por eso que sus calles están llenas de galerías en donde podrás encontrar no solo pinturas o esculturas sino escenarios dentro de ellas. Algo de lo más tradicional entre las artesanías son las muñecas de largas trenzas y rebozos, vestidas de trajes típicos que elaboran las familias.

Pero si lo tuyo es relajante, te invito a que muy cerca del pueblo visites el Rancho de la Lavanda, donde sus suelos están cubiertos de esta flor, que llena el aire de su magnífico olor y si tienes suerte podrás ver el proceso de extracción de su aroma. Imagínate caminado por esos campos morados, en una deslumbrante puesta de sol, sólo imagínate.

Si quieres algo más extremo, rueda en bici de montaña entre minas en un recorrido de más de 22 kilómetros. Los aventureros tienen a elegir entre tres pistas que van aumentando su dificultad. Para todo turista también está la opción de recorrer hasta 8 kilómetros en un lapso de dos horas.

En este extremo recorrido pasarás por increíbles paisajes que te harán olvidar de todo. Vivirás la adrenalina al máximo.

Vive la alegría de los tan hermosos y reconocidos festivales llenos de cultura, tradiciones y costumbres que tiene Mineral de Pozos durante el año, como el festival internacional del mariachi con cabalgatas, conferencias y talleres, el festival de pozos blues, el festival del Toltequidad y el festival internacional de cine independiente de pozos.

Mineral de Pozos se encuentra rodeado de grandes maravillas y pueblos aledaños que se suman a este mágico paseo, como el hermoso pueblo de San José Iturbide, lugar ubicado a sólo 30 kilómetros al sur, donde pasarás una tarde increíble en sus tranquilas calles que rodean a la parroquia de San José, misma que comenzó a construirse en el año 1986 con un estilo neoclásico.

San José de Iturbide se distingue por las deliciosas nieves ubicadas en el jardín principal, donde se distinguen sabores como: pay de queso, guamisha (fruta de una cactácea que en otras partes de Guanajuato se le conoce como borrachita), garambullo nuez o piñón.

Yendo para el oriente del centro de Mineral se encuentra el parque Ecoturístico El Peral, lugar indicado para acampar u hospedarte en una de sus cabañas. Aquí además de disfrutar de la naturaleza podrás vivir la experiencia de pasar por un puente colgante, viajar en tirolesa o disfrutar de una cascada de temporal con un pequeño manantial.

Mineral de Pozos está rodeado de grandes maravillas, enigmáticos paisajes, cálidas personas y mucha historia; es el lugar perfecto para disfrutar un fin de semana, sea cual sea tu personalidad no podrás resistirte a la magia que envuelve a este lugar.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password